Caravana Migrante. Muestras de Solidaridad en el Trayecto.

Puebla, Pue.   Octubre 24, 2018.

En sus obras, Muhammad Yunus [1] resalta lo importante que es identificar a los seres humanos como multidimensionales, no sólo dedicados a buscar la maximización de sus intereses en general y de las ganancias de mercado en particular. En su visión del concepto de empresa social - una empresa autosostenible dedicada a resolver problemas sociales - el deseo por ayudar puede ser tanto o más poderoso que el deseo por obtener ganancias. Pocos ejemplos ilustran de una forma tan prístina esta noción como el caso de Las Patronas, un grupo de mujeres del pueblo de Amatlán de los Reyes, comunidad de La Patrona, Veracruz, que en 1995 el destino y las circunstancias las obligaron a convertirse en personas excepcionales, reconocidas y respetadas en todo el mundo.


Fuente: EFE [2].


Fuente: La Ciudad de la Ideas [3].



El ejemplo de Las Patronas es importante entre otras cosas porque demuestra que el deseo y la satisfacción de ayudar es un concepto concreto y completamente realizable en la práctica. Los actos de solidaridad que de forma expontánea han surgido a lo largo del trayecto que sigue la Caravana Migrante en los últimos días se acompañan igualmente de ese concepto y lo vuelven concreto.



Es probable que muchas de las personas que han salido a extender una mano de ayuda a los migrantes hayan experimentado una sensación similar a la que experimentaron Las Patronas cuando se vieron impulsadas a entregar una primera hogaza de pan o una primera botella de agua en la mano de un migrante. También es muy probable que mucha de esa gente vuelva casi de inmediato a su vida normal; no es de ninguna manera obligado que todas las personas se conviertan en seres tan excepcionales como lo son estas mujeres. Sin embargo, sí es factible que la semilla de la solidaridad quede latente y que vuelva a germinar en una nueva oportunidad de manifestar solidaridad hacia quien lo necesita.


Fuente: Diario El Mundo [4].